(Reseña) Ribereño : el David de los restaurantes dominicanos.

Un par de días atrás comentaba con unos amigos amantes de la comida que hacía varios meses que algún plato no sorprendía agradablemente a mi paladar. ¿Estoy muy exigente? No sé, pero había visitado varios lugares de comida, algunos muy bien recomendados, pero ninguno lograba impactarme positivamente. Por alguna razón desconocida no había probado aún la comida de RIBEREÑO, lugar comandado por el chef Eduardo Rodríguez conocido por su participación como juez en el ‘reality’ de cocina Mazola Academy.

¿Lograría Ribereño sembrarse en mi memoria y en mis papilas gustativas? Veamos…

El lugar es pequeñamente acogedor, con quizás no más de 8 mesas en su interior y un pequeña terraza exterior con alrededor de 4 mesas. Al llegar fuímos agradablemente recibidos y el mozo Carlos se encargó de nuestra mesa. Nos recomendó una jarra de sangría tinta para entonarnos en lo que nos decidíamos. Muy buena sangría tinta, pero CUIDADO !, es un ascensor : sube rápidamente a la cabeza.

De entrada pedimos los Nachos Griegos, una sabrosa combinación de chips de pan pita con ragú de cordero y la famosa salsa tzatziki de origen griego (menta o yerbabuena, yogur y pepino). Buenísima combinación de ingredientes, lo crocante de los chips de pan pita va muy bien con el correctamente elaborado ragú de cordero (no todos pueden hacer un buen ragú) y la frescura de la salsa tzatziki que es utilizada en las cocinas griega y turca.

Nachos Griegos

Nos gustó mucho esa entrada, excelente para compartir entre dos o tres personas.  Ordenamos también una Ensalada de queso de cabra que consiste en una mezcla de hojas, croquetas de queso de cabra, nueces caramelizadas y aderezo de pera.  Ay Virgen ! Que croquetas ! Que nueces ! Que combinación !

Ensalada de queso de cabra

 

Hablemos de los platos fuertes. Yo me fuí por el Salmón Primavera (unos pennes con salsa de queso de cabra, pimientos al grill y salmón). Bien elaborado, cremoso y con sutiles sabores que armonizaban para ofrecer un resultado agradable al paladar. La textura de la salsa era más bien ‘sedosa’ pero agradable.

Salmón Primavera

 

Probamos también el Pollo Damasco (pollo relleno de dátiles, nueces y prosciutto en crema de queso de cabra) dignamente acompañado de Puré Siciliano (papas, mozzarella, tomates rostizados). Parece que a Eduardo Rodríguez le gusta mucho el queso de cabra (tres de los platos que comímos lo tenían como ingrediente). Ese pollo daba la hora pero lo que más me gustó fue el Puré Siciliano, de sabor rústico y al parecer hecho sin crema o leche, es el perfecto acompañante de este pollo.

Pollo Damasco

En nuestra mesa también ordenaron la famosa Hamburguesa Ribereño (carne, queso gruyere y masa de hojaldre) y la Moussaka de berenjena (berenjena, ragú de cordero y crema de parmesano). No probamos ninguna así que no daremos opiniones pero los comentarios de los comensales fueron excelentes.

Hamburguesa Ribereño
Moussaka de Berenjenas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En conclusión : Ribereño es chiquito pero tupío !.

El contador de días sin sorpresas agradables para mi paladar fue oficialmente reiniciado por RIBEREÑO.

 

Puntuación : 4 fuegos y medio de 5


 

 

Información del local : 

Calle Federico Geraldino esq. David Ben Gurion. Plaza Stephanie
Piantini, Santo Domingo. R.D.
(809) 566-1843 ‎
Twitter : @riberenorest

 

Síganos en twitter @afuegoalto y en INSTAGRAM y FaceBook como AfuegoAlto.

Cabellus Escasus

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

3 thoughts on “(Reseña) Ribereño : el David de los restaurantes dominicanos.”